MANTEQUILLA NATURAL DE ALMENDRAS

Todos conocemos la  mantequilla de cacahuate, y no  hay niño que no disfrute mucho de  este  delicioso  alimento, que  además resulta nutritivo aunque  bastante alto en grasas y calorías, pero  como hay hay muchas  personas  alérgicas a  los cacahuates  y eso les impide
gozar de la experiencia de este sabroso postre.  


Pero hay alternativas a la mantequilla de maní o cacahuate, en este caso tenemos almendras como una opción para crear tu propia mantequilla casera, ciento por ciento vegana, natural y libre de químicos dañinos, y además con un sabor único que es muy difícil de encontrar, vamos a prepararla

La mantequilla de almendra es deliciosa y fácil de preparar
La mantequilla de almendra es deliciosa y fácil de preparar



Ingredientes


1 taza de almendra pelada
1 cucharada de miel de maple
1 pizca de sal
1/2 cucharadita de jengibre en polvo
1/2 cucharadita de canela en polvo
2 cucharadas de aceite de girasol

El jengibre en polvo lo encuentras fácilmente en el mercado
El jengibre en polvo lo encuentras fácilmente en el mercado


Los ingredientes son bastante básicos, y no hay mucho que agregar al respecto, puedes utilizar otro tipo de semillas, como nueces de nogal, avellanas o macadamias, aunque elegimos las almendras por su sabor más suave y delicado, y porque tienen menos grasas, pero puedes reemplazarlas por otras nueces sin ningún problema, sólo recuerda que otras nueces tienen consistencias diferentes y puede que necesites alterar las proporciones si usas nueces más duras.  

Cocinemos


Empieza precalentando el horno a 150 grados centígrados.  Luego tuesta las almendras, o las nueces que decidas usar, en el horno por 10 o 15 minutos como máximo, vigila bien para que no se quemen las almendras, tienden a quemarse fácilmente.   Retira las almendras del horno y mezcla con la miel de maple, la sal, el jengibre y la canela en polvo,  

Procura utilizar almendras, aunque puedes utilizar otras nueces
Procura utilizar almendras, aunque puedes utilizar otras nueces


Procesa los ingredientes poco a poco para permitir que las almendras suelten su aceite natural.  Esto irá haciendo que la mezcla se torne cremosa.  Luego agrega el aceite de girasol poco a poco, buscamos una consistencia densa y muy cremosa que se pueda untar fácilmente.  Comenta y comparte. 

Google +   Twitter   Facebook
COPYRIGHT © NARCISO MALDONADO
 Foto Por Cortesía: INTERNET.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leave a comment
scroll to top